• Fiebre o escalofríos
  • Enrojecimiento, hinchazón o hemorragia u otro drenaje de la incisión
  • Aumento de dolor en la zona de la incisión