Normalmente entre tres y cinco dias, dependiendo en lo rápido de tu recuperación